"Explicar a los oprimidos la verdad sobre la situación es abrirles el camino de la revolución" León Trotsky

Nueva Pagina Web

Nos mudamos a una nueva y mejor pagina
te esperamos en el fel

Haz click aquí o en la imagen para ir



¡Recibí las noticias del FEL en tu correo!

sábado, 14 de agosto de 2010

Que el Congreso de la CUES resuelva y organice un Estudiantazo para echar a Macri

Pliego de tapa y contratapa
 Página 3-6
 Página 4-5

Con la toma del Belgrano ya arrancó la toma general de colegios.
Que el Congreso de la CUES resuelva y organice
un Estudiantazo para echar a Macri

¡Fuera Macri! No al chamuyo de la comisión investigadora.
Los kirchneristas, los Pino Solanas y toda la Legislatura son cómplices del macrismo.
Disolución de la Policía Metropolitana, de la SIDE, y de todos los aparatos represivos
¡Que se vayan todos! ¡Que gobiernen los trabajadores!

En medio de la crisis política de la Capital, los secundarios ya estamos listos para tomar los colegios con el objetivo de echar a Macri y conquistar todas
nuestras reivindicaciones.

Balance del primer semestre: si luchás, ganás

Durante la primer mitad de año los secundarios ya conquistamos toda una serie de reclamos: en el Confederación Suiza se consiguieron viandas y parte de las reformas edilicias, en el Liceo 1, el Esnaola y el Nacional 17 se conquistó la calefacción, en el Liceo 10 los estudiantes arrancaron la colocación de los vidrios y el arreglo de parte de la calefacción, en el Urquiza los estudiantes consiguieron que se aumentara la cantidad de viandas, en el Fader arrancaron las reformas edilicias, en el Bermejo conseguimos la refacción de los baños, en el Moreno se conquistó la entrega de las becas y la recolección de los residuos tóxicos. La conclusión fue clara: si luchás, ganás.

El Estudiantazo: en 2005 fue por el ¡Fuera Ibarra!, que en 2010 sea por el ¡Fuera Macri!

Por eso, ahora arranca el segundo round por todas nuestras reivindicaciones pendientes: el Manuel Belgrano está tomado exigiendo la eliminación de la plaga de palomas, las reformas edilicias, la entrega de las becas faltantes y la asignación de personal pendiente, el Pellegrini sigue sin calefacción, el Normal 7 sigue luchando frente a la obra parada que impide la apertura del edificio, el Falcone y el Esnaola están dando la lucha por el edificio propio (en el último caso directamente quieren utilizar el predio para la Policía Metropolitana), el Avellaneda está reclamando por la apertura del anexo del colegio donde se encuentran la salida de emergencia, el aula de idiomas y el baño de hombres, el Moreno sigue exigiendo las reformas edilicias pendientes, en el Saavedra los estudiantes se están organizando para exigir la calefacción y en el Acosta vienen pidiendo hace años por las reformas edilicias. Como parte de este cuadro general de movilización de los secundarios, se encuentra la lucha del Nacional de Buenos Aires, que encuadrado en la UBA, enfrenta el golpe del kirchnerista Hallú y el radical Más Vélez, hoy ya consumado bajo la forma de intervención del Colegio, con el fin de cerrar el proceso abierto en la lucha por la democratización, cerrando cursos y vendiendo el campo de deportes. Lo mismo pasa con la privatización del bar estudiantil y el golpe contra la mayoría de los luchadores en el Consejo Resolutivo llevada a cabo por el kirchnerista Pastorino y radical Leandro Rodríguez.

Este Congreso de la CUES, por lo tanto, no actúa en el vacío sino que forma parte de una fuerte preparación de varios colegios para salir a luchar. De hecho, el Manuel Belgrano ya está tomado hace dos días. El Acosta ya votó tomar el colegio el martes 17 y otros colegios más están discutiendo impulsar esta medida para la próxima semana. Es decir que el Estudiantazo ya está en marcha. Este Congreso de la CUES, en este marco de lucha, debe unificar y extender esta tendencia a la lucha para que el movimiento sume decenas de colegios y avance en su perspectiva política y masividad. Como fue en el 2005, cuando la toma del Normal 9 fue el gran organizador de la rebelión de los secundarios contra uno de los responsables políticos de la Masacre de Cromañón, hoy la toma del Belgrano y la CUES pueden jugar ese mismo papel. Por eso, si en 2005 el Estudiantazo fue por el ¡Fuera Ibarra!, que en 2010 sea por el ¡Fuera Macri!

Conciencia política y lucha política

En este sentido, hay que destacar un dato excluyente del Estudiantazo para echar Macri que se está gestando: una gran cantidad de colegios se embarcan en estas medidas DESPUES de haber conquistado sus reivindicaciones. En realidad, no pelean directamente por ellos mismos sino por los otros. Es decir que la lucha, las conquistas, el debate político y la organización han consolidado una nueva camada de militantes secundarios. Por lo tanto, el YO ha dejado lugar al NOSOTROS.
Tenemos que resaltar este hecho: cada colegio ya no está solamente luchando por sus propias reivindicaciones específicas y particulares sino que ahora estamos saliendo a pelear directamente por las reivindicaciones del conjunto de los colegios de Capital, es decir, que se están consolidando grandes conclusiones políticas a partir de fuertes lazos de solidaridad entre todos los estudiantes. Hoy, nuestras reivindicaciones más sentidas son la de todos los colegios. Hoy, todos tenemos puesta la camiseta de los secundarios de Capital. Es por eso que la CUES y la toma del Belgrano tienen que estar a la cabeza del próximo Estudiantazo.

La nueva dirección del movimiento secundario

Y, como parte de este proceso de renovación y cambio, decenas de compañeros vamos dejando atrás prejuicios y miedos que promueven los directivos, la burocracia de UTE-CTERA, las familias, los medios de comunicación e incluso algunas agrupaciones estudiantiles contra la lucha y la política para sumarnos a la construcción de una nueva dirección del movimiento secundario con una clara conciencia no sólo de los intereses del estudiantado sino de cuáles son los métodos para ganar y quiénes son los enemigos que tenemos que derrotar: los secundarios defendemos la marcha, el piquete, la ocupación y las tomas contra toda variante patronal, o sea, contra los directivos, contra la burocracia de UTE-CTERA, contra los Macri, contra los Kirchner y contra los Pino Solanas. Esa es la conciencia política que hemos construido nosotros mismos con nuestra propia experiencia y nuestra propia lucha.

El peso político de los estudiantes secundarios

En este sentido, se puede decir que los secundarios “nos estamos politizando” porque tomamos conciencia de que todos formamos parte de un mismo movimiento estudiantil que defiende los mismos intereses y estamos haciendo valer nuestro propio peso político en la crisis política de Capital. Por eso, los estudiantes hoy estamos discutiendo tomar los colegios en apoyo a la lucha de los compañeros de otras escuelas, para defender la educación pública y para rajar al gobierno de Macri. Eso, compañeras y compañeros, no es sólo o estrictamente una toma por reivindicaciones sino, fundamentalmente, un plan de lucha con tomas y piquetes para defender un planteo político y un pliego reivindicativo frente a la crisis de poder que hay en la Capital. Los secundarios confiamos en nuestras propias fuerzas y vamos por más.

Para echar a Macri, hay que luchar contra la burocracia y por un gobierno de los trabajadores

El objetivo, por lo tanto, es consolidar todas estas conclusiones reafirmando la lucha por el ¡Fuera Macri!, la independencia política frente al kirchnerismo y Proyecto Sur y, de esta forma, posicionar a los luchadores de Capital como una referencia popular frente a la descomposición y la división de los partidos patronales, es decir, que los secundarios luchemos junto al movimiento obrero por una salida política y nos transformemos en una alternativa de poder frente a la crisis del capitalismo y sus gobiernos. Por eso, este Congreso de la CUES debe resolver la redacción de una convocatoria a las comisiones internas, a los cuerpos de delegados, a los sindicatos combativos, a las mujeres en lucha, a las asambleas populares, al movimiento contra los desalojos, a los delegados villeros anti-burocráticos y al conjunto de los explotados de la Capital a sumarse la pelea por el ¡Fuera Macri! coordinando medidas de luchas como piquetes y marchas en conjunto con los secundarios.

Particularmente, durante el mes de septiembre, se planteará con mayor fuerza el debate en relación a los docentes. Si tenemos en cuenta que para echar a Macri hay que unirnos con los trabajadores, este punto es clave. Es que durante ese mes, la CTERA irá a elecciones, instancia en la cual la Lista Celeste, dirigida por los burócratas kirchneristas Tito Nenna y Eduardo López, buscará imponerse nuevamente en la dirección del sindicato para seguir haciendo de las suyas: reventar la lucha por el salario docente transformando las paritarias en una ficción, capitular frente a Macri, y recientemente, bloquear la pelea por el 82% móvil. Nuestros aliados naturales, los docentes, afrontarán un proceso en el cual los luchadores secundarios tenemos que intervenir sin lugar a dudas. La persecución contra estudiantes del Avellaneda y del Urquiza por luchar a manos de autoridades que a la vez son burócratas de UTE-CTERA lo demuestra. Los kirchneristas de la Celeste, que pretenden presentarse como parte de una oposición “progre” a Macri, no tienen nada que ofrecer. Por eso desde el FEL queremos invitar a todos las compañeras y compañeros que participan del Congreso de la CUES a poner en pie en todos los colegios donde estamos “Comités de estudiantes en apoyo a la lista docente Multi-color anti-burocrática de CTERA”. Como lo discutimos en nuestro I Congreso del FEL-Secundarios, nuestra consigna es clara: “que donde haya un Centro de Estudiantes organizado en la CUES nuestros docentes sepan que tienen un aliado en la lucha contra la burocracia kirchnerista de CTERA y la CTA.”

Por eso, el debate de fondo que va a recorrer este congreso es si los secundarios vamos a ir detrás del kirchnerismo (como lo plantean la burocracia de UTE-CTERA, la UES, el PCCE-lista 16 y La Jauretche) y Pino Solanas (como lo plantean Sudestada-Libres del Sur-Proyecto Sur) porque “estamos todos juntos contra Macri” o si comprendemos su manifiesta complicidad (porque son todos partidos capitalistas, no quieren echar a Macri y no defienden la educación pública) y luchamos por una salida propia de los explotados, o sea, vamos por rajar a la burocracia de los sindicatos y conquistar un gobierno de los trabajadores. Este es el desafío y el debate real de este Congreso de la CUES.

Que empiece el Estudiantazo: que cada colegio inicie el plan de lucha esta semana

Frente a la posición de algunos compañeros que plantearon dejar las tomas de colegio para la semana que arranca el 23, desde el FEL, señalamos que la toma general de escuelas ya arrancó con la toma del Belgrano. O sea, no estamos discutiendo cuando es mejor arrancar sino que el debate es sobre cómo masificar una lucha que ya empezó. Por eso, ni podemos esperar hasta la semana que viene ni tampoco todo el mundo está obligado a tomar ya: acá el problema es arrancar esta misma semana con un plan de lucha donde cada colegio impulse las medidas más jugadas que pueda organizar, desde actos hasta cortes, piquetes, movilizaciones y tomas. El momento es muy propicio (la crisis política del macrismo está en plena expansión), los compañeros quieren ir para adelante y ya hay una toma en pie que necesita de todo nuestro apoyo y, como nos enseñó el Estudiantazo de 2005: la mejor forma de apoyar una toma es hacer otra toma.

Que el Congreso de la CUES organice un Estudiantazo junto a los trabajadores para conquistar nuestras reivindicaciones, defender la educación pública y echarlo a Macri

Frente a la crisis política abierta en la Capital, es necesario que los estudiantes secundarios intervengamos como un factor político independiente. Los estudiantes del Belgrano han dado un paso adelante en ese sentido impulsando la primera toma de colegio del semestre para defender la educación pública con el objetivo de rajar a Macri de la Capital y pidiendo la renuncia de toda la Legislatura y, en particular, del kirchnerismo y el pinosolanismo por ser cómplices de Macri y no querer rajarlo. Otro gran paso ha sido la concentración convocada por la CUES el 12 de agosto exigiendo el juicio político para echar Macri del cual participaron los centros del Belgrano, el Pellegrini, el Confederación Suiza y el Buenos Aires, entre otros. Se está poniendo en pie una nueva dirección del movimiento secundario realmente independiente de todas las variantes patronales (Macri, K, Pino, etc…) y dispuesta a pelearla a muerte en defensa de la educación pública.

El movimiento secundario fue desde el 2008 la vanguardia en la lucha por el “¡Fuera Macri!”. Con la toma del Belgrano arrancó la toma general de colegios. Que el Congreso de la CUES organice un Estudiantazo junto a todos los trabajadores de la Capital para echar de una buena vez a Macri.

Con el verso de la comisión investigadora, los K, los Pino y toda la legislatura votaron sostener a Macri en el gobierno hasta Marzo de 2011, como mínimo.

¡No al chamuyo de la comisión investigadora!

Que la CUES impulse un Estudiantazo junto a los trabajadores para echar a Macri y que renuncien todos los legisladores

El jueves pasado, la legislatura porteña votó que Macri siga siendo Jefe de Gobierno hasta, por lo menos, marzo de 2011. Mientras afuera de la legislatura, la CUES exigía el juicio político para echar a Macri; adentro los legisladores de la oposición votaron formar una comisión investigadora que recién en 90 días tendría que resolver sobre el procesamiento de Macri. Es decir que la legislatura en su conjunto demostró ser cómplice del macrismo y garante de su continuidad.

Macri fracasó en su intento de auto-absolución. Los K, Pino y toda la legislatura prefirieron sostenerlo y desgastarlo hasta 2011.

Macri se oponía a la comisión investigadora y apostaba a su propio proyecto de juicio político porque calculaba que podía rechazar rápidamente el juicio en la Sala Acusadora donde es la primera minoría, y de esa forma resolver rápidamente en su favor la presente crisis política. Por el contrario, los K, Proyecto Sur-Pino Solanas y el resto de los legisladores de la oposición votaron unificados la comisión investigadora como parte de una estrategia de desgaste del gobierno de la Ciudad de cara a las elecciones de 2011. Todos ellos admiten que no quieren echar a Macri porque son “respetuosos de la institucionalidad” (o sea, respetuosos del gobierno privatizador de Macri y su aparato de espías) y quieren resolver la disputa a través de las elecciones del año próximo.

La crisis política de la Capital se agudiza. Los luchadores tenemos que intervenir de forma independiente de los K, Pino y toda la legislatura.

La votación, sin embargo, no resolvió la crisis política sino que la profundizó. Previo a la votación, el PRO había intentado cambiar la composición de la comisión investigadora para llegar a un acuerdo con la oposición, planteando que sea proporcional a las bancadas que tiene cada partido en la legislatura. La oposición patronal se negó, manteniendo la postura de que la comisión tiene que contener a uno por bloque como mínimo, lo que deja al macrismo en inferioridad de condiciones por completo; y ese fue el proyecto que se terminó votando. A partir de eso, el PRO salió a decir que no va a integrar la comisión y que va a recurrir a la justicia. Por lo tanto, la crisis al interior de la legislatura se traslada a una pelea entre los distintos poderes del Estado a nivel nacional. Mientras todos coinciden en bancar a Macri hasta 2011, se disputan entre ellos el control del proceso político marcado por la crisis del macrismo.

Entonces, la comisión investigadora es un chamuyo que no sirve para echar a Macri sino que sirve para dilatar la crisis política en el tiempo y permitir al conjunto de los partidos patronales maniobrar mientras se rearman y terminan de cerrar sus acuerdos frente a las elecciones. Por eso, los secundarios y los luchadores tenemos que oponernos a la comisión investigadora de los K, los Pino y el resto de la oposición.

La lucha política al interior del movimiento secundario

En el movimiento secundario, la oposición patronal interviene a través de los kirchneristas de la UES, La Jauretche y el PCCE, y los pinosolanistas de Sudestada-Proyecto Sur. Todos ellos pretenden que el movimiento secundario se baje del “¡Fuera Macri!”, para subordinar a los estudiantes a la política de K y Pino y borrar del mapa político de la Capital al único movimiento de lucha que está interviniendo frente a la crisis con una posición independiente, para echar a Macri. Por el contrario, la izquierda, a través del Partido Obrero, el PTS y la Tendencia Piquetera Revolucionaria (TPR), e incluso los chavistas de Lobo Suelto-La Mella, hemos defendido en las reuniones de la CUES que los secundarios nos sigamos movilizando por el “¡Fuera Macri!”. Todas estas organizaciones tienen la tarea de derrotar a las agrupaciones pro-patronales en el Congreso de la CUES y defender lo que votaron los colegios durante el primer cuatrimestre: ¡Fuera Macri! En ese mismo sentido, la CUES tiene que aprobar una declaración para convocar a todas las comisiones internas combativas, sindicatos independientes, movimientos por la vivienda, delegados antiburocráticos de las villas, los centros de estudiantes universitarios, la FUBA y todas las organizaciones de lucha de la Capital a que se sumen al movimiento de lucha para echar a Macri.

En el Congreso de la CUES, resolvamos una posición política independiente para unificar todas nuestras medidas de lucha detrás de la bandera del “¡Fuera Macri!”

El Congreso de la CUES tiene que discutir una posición política para intervenir de forma independiente frente a esta etapa de la crisis política de la Capital, convocando a todos los luchadores a constituir un espacio independiente de la oposición patronal que luche para echar a Macri. Apoyándonos en lo votado en los colegios durante el primer cuatrimestre, y en los cursos y asambleas del Belgrano en el segundo, desde el FEL proponemos las siguientes consignas:

“¡Fuera Macri!”, “No al chamuyo de la comisión investigadora”, “Los K, Pino y toda la legislatura son cómplices del macrismo”, “¡Que se vayan todos!”, “¡Que gobiernen los trabajadores!”.

El 16 de Septiembre, la represión K, la guerra imperialista, la lucha de los trabajadores y la crisis capitalista mundial

Este 16 de Septiembre no será una fecha más. A nivel mundial, la guerra y las invasiones imperialistas operan como un factor político de primer orden. A nivel nacional, el kirchnerismo (en acuerdo con la oposición patronal) está lanzando una feroz ofensiva represiva contra los luchadores.

La crisis capitalista engendra guerras, revoluciones y contrarrevoluciones. Abajo la guerra imperialista.

La crisis capitalista mundial opera como un fuerte agudizador de la lucha de clases acá y en todos lados. Un ejemplo distorsionado de esto es el cuadro de guerra civil en que se encuentra sumergida buena parte del este asiático. A su vez, la revolución se plantea como un factor y eso lo demostró la rebelión obrera griega en respuesta al ajuste del gobierno de Papandreu, el FMI y la Unión Europea, y también lo demuestran ahora las huelgas obreras en China.

Por otra parte, se plantea la contrarrevolución, acicateando las tendencias a la barbarie: esto lo vemos claramente en iniciativas derechistas como el golpe de Estado en Honduras, pero también en la escalada de provocaciones montadas por el imperialismo a nivel mundial, colocando a la guerra como un elemento central. No sólo siguen las invasiones de Irak y en Afganistán donde Obama ya tiene su propio Vietnam siendo la invasión más prolongada en toda la historia de EEUU (nueve años: 2001-2010), sino que el desarrollo de la crisis ha puesto en el tapete la conspiración belicista contra Corea del Norte, Irán y Venezuela por parte de Estados Unidos y sus aliados como los gobiernos de Corea del Sur, Israel y Colombia. En el caso de que algunos de estas guerras se concrete, todo este cuadro de enfrentamientos militares en todo el globo plantearán una fuerte tendencia a la internacionalización de la guerra. De hecho, el presidente de Rusia Medvedev “cree posible que haya otra guerra mundial” (07/05/10, www.hoy.com.do) y son conocidas las declaraciones de Fidel Castro sobre la posibilidad de una “guerra atómica” en caso de desatarse una probable invasión sobre Irán. El asunto puede sonar disparatado, pero los luchadores tenemos que tomar con toda seriedad las nefastas consecuencias a las que nos puede arrastrar la crisis capitalista mundial: la crisis, si no se resuelve en términos revolucionarios, nos plantea cada vez con más fuerza la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial.

En este cuadro, aunque Chávez haya vuelto a conciliar con Uribe (e incluso llegado a coquetear con el ex ministro de Defensa de Uribe, ahora devenido en sucesor, Santos), sigue reforzándose en Latinoamérica un posible escenario bélico, que se suma a la ocupación de Haití desde hace 6 años y la nueva invasión a partir del terremoto a principios de año, ambas invasiones imperialistas que los K sostienen mandando tropas. Todo esto luego de que hace poco más de un año la IV Flota de EE.UU. volvió a patrullar las aguas de la región, por un lado, y en 2009 aumentaron sus bases militares en Colombia mientras que este mismo año (2010) desembarcaron tropas yanquis en Costa Rica, por el otro. La avanzada militar imperialista es evidente. Quien lo quiera ver, que lo vea. Los luchadores tenemos que ganar las calles en apoyo a la lucha obrera, en contra la guerra imperialista y los golpes de Estado y para superar la capitulación constante del nacionalismo burgués.

Abajo la represión del gobierno K, los gobiernos provinciales y la oposición patronal.

Libertad a todos los presos políticos. Desprocesamiento y cierre de causas de todos los luchadores.

En este marco, el kirchnerismo ha profundizado su carácter bonapartista, esto es la cooptación, la regimentación y la represión en función de subordinar a la clase obrera y a todos los explotados frente al Estado y a la nación frente al imperialismo. La pelea con "el campo", el saqueo de la ANSES y el uso de las reservas del Banco Central, fueron los modos en que los K atravesaron diversas etapas de la crisis para seguir pagando la ilegítima y fraudulenta deuda externa. Otro ejemplo que demuestra el carácter cipayo de los K es la entrega de los recursos naturales del país a la Barrick Gold que tiene en sus accionistas a la misma British Petroleum que está saqueando el petróleo de Malvinas y contamina las costas del Golfo de México a partir de un desastre que no tiene nada de natural y mucho de capitalista. Destaca, en esta misma línea, su persecución a los piqueteros y asambleístas de Gualeguaychú y su complicidad con Botnia.

Por eso, un rasgo fundamental de la política K es una mayor avanzada represiva. Porque mientras el gobierno se presenta como el "defensor de los derechos humanos", la realidad es que es el gobierno "con más presos por luchar" y que viene de reprimir en Bariloche, Andalgalá y Mosconi, de judicializar Gualeguaychú, de apresar a Roberto Martino e impulsar cada vez más procesamientos y causas contra los luchadores. El gobierno pretende embanderarse hablando de que hace justicia por los detenidos-desaparecidos de los 70's, algo visiblemente falso cuando se ve que es responsable de la desaparición de Jorge Julio López, y mientras no puede ofrecer más que casos como el de Luciano Arruga, desaparecido, o el de Carla Lacorte, víctima del "gatillo fácil". En ambas situaciones, la Justicia está poniendo trabas al desarrollo de las causas. Por todo esto es fundamental que la CUES apoye la actividad de las Coordinadoras Antirrepresivas de Norte, Sur y Oeste, de la Coordinadora por Luciano, etc.
La lucha contra la represión kirchnerista está a la orden del día: empezando por este Congreso de la CUES y siguiendo en todos los Centros de Estudiantes, los luchadores tenemos que debatir en función de derrotar la avanzada de los K, la oposición patronal y los gobiernos provinciales. Las agrupaciones que como la 16 de Septiembre del Pellegrini, la UES del ILSE o La Jauretche del CNBA, pretendan soslayar esta cuestión, deben sentir el más hondo repudio de todos los estudiantes secundarios. Por el contrario, todos los luchadores del país deben encontrar en la CUES y los Centros de Estudiantes un gran aliado contra la represión.

La crisis capitalista es descargada sobre los trabajadores y la educación, de modo que no sólo no se ha otorgado la reivindicación más asociada a esta fecha histórica, el boleto, sino que han hecho pesar el aumento de tarifas también sobre los estudiantes. Por eso denunciamos que los K ni siquiera son capaces de satisfacer este reclamo, y planteamos la lucha por el boleto estudiantil a $ 0.05, para todo el país, para todos los niveles educativos, válido para todos los medios de transporte y con credencial única emitida por cada establecimiento.

A 34 años de la Noche de los Lápices, la contraposición entre el kirchnerismo y los intereses de los estudiantes en lucha deben estar más claros que nunca. ¡Juicio y castigo a los genocidas de ayer y de hoy! ¡30.000 compañeros desaparecidos presentes!

Educación sexual, anticoncepción, aborto, trata, prostitución y maternidad adolescente…

La lucha de las secundarias de cara el Encuentro Nacional de la Mujer

Desde el último Congreso de la CUES las secundarias, y en particular las compañeras nucleadas en la Agrupación de Mujer en Lucha “Las Piqueteras”, hemos participado activamente de todas las luchas de las mujeres trabajadoras. Fuimos al Encuentro Nacional de la Mujer en Tucumán ha pelear por un plan de lucha y una Coordinadora Nacional de Mujeres. Participamos de la semana contra la trata de la FUBA. Nos sumamos a la lucha por la aparición de Federica: Los docentes se movilizaron el 28/11 a la escuela de la madre y a Esc. Nac. 21 distrito 8 logrando la aparición de la chica en cuestión.

También la lucha de Paternal logró encarcelar a un violador. En Diciembre de 2009 hubo una ola de 12 violaciones en el barrio y durante el verano los vecinos se organizaron en asambleas. En el barrio de Villa Ortúzar, nos estuvimos organizando contra el violador Claudio Luis Aguilar. A partir de nuestra agitación logramos ganar a la gente del barrio a repudiar al tipo. Un hecho muy importante en el primer semestre fue la charla de la CUES con Claudia Barrientos, Adriana Gordo y Daiana Asquini en el Nacional de Buenos Aires. Fue la única actividad que organizamos como secundarias.

A su vez, participamos de la concentración en la Casa de la Provincia de Jujuy por los 7 años de Romina Tejerina. En este mismo sentido, participamos del acto en Económicas por los 5 años de la desaparición de de Florencia Penacchi. Las movilizaciones también formaron parte de nuestra agenda. Nos movilizamos el ocho de Marzo y todos los tres de cada mes marchando contra la trata en el Congreso. Y también estuvimos presentes en la movilización al Congreso por la aprobación del Matrimonio Gay que fue una victoria de los luchadores que enfrentamos a la Iglesia en las calles y la política cómplice del kirchnerismo y la oposición patronal que dieron libertad de conciencia en la votación.

Y la lista de casos se agranda permanentemente: los abusos en el barrio de Saavedra, conocido como “triángulo de las Bermudas de las violaciones”, es ejemplo de esto. Por su parte, María de los Ángeles Togni Flea desapareció el 20/03 en el barrio de Soldati. Sus tres hijas de de 3, 6 y 8 años piden por ella desde ese día. Celeste Lujan Maciel, desapareció el 02 de Julio de 2010. Finalmente, el Domingo 18 de Julio la encontramos a ella y a su hija de un año Tiara en la localidad de Boulogne. En Virreyes, la noche de 28/06 Celso Denis Bogarin violó a Mile, una nena de tan solo 3 años, y se dio a la fuga. Los vecinos y familiares se movilizaron a la casa donde se encontraba el violín. Desde el FEL y Las Piqueteras fuimos hasta Virreyes, pegamos carteles con la cara del tipo, hicimos pintadas y organizamos un festival denunciando en el Día del Niño la complicidad de la justicia, la comisaría 4ta y el municipio quienes permiten que estas violaciones les sucedan a más niños y niñas.

Para transmitir toda esta experiencia de lucha y organizarnos de cara al Encuentro que se realizará en la provincia de Entre Ríos, desde Las Piqueteras y el FEL planteamos:

1. Educación sexual laica, científica y obligatoria para lucha YA. Separación de la iglesia del Estado. Abajo la Ley de Educación Religiosa del gobierno K de Urtubey en Salta.

2. ¡Anticonceptivos para no abortar! ¡Aborto legal, seguro y gratuito YA en todos los hospitales para no morir!

3. Aparición con vida de todas las mujeres desparecidas en democracia. Abajo la ley de trata de los K y la oposición patronal. Eliminación de la figura del consentimiento. Cárcel e incautación de bienes ya a todos los tratantes y proxenetas. Desmantelamiento de las redes de trata, los prostíbulos y el aparato represivo. Basta de persecución a las prostitutas.

4. Jardines maternales en todos lo colegios. Becas espaciales para madres embarazadas. Régimen especial de cursada para estudiantes, madres y padres.

5. Adherir y participar de la Semana contra la Trata convocada por la FUBA, a desarrollarse del 30 de agosto al 3 de septiembre.

Estatuto: no a las fórmulas mágicas, no a las recetas, no a los dogmas, no a los debates interminables y sin sentido. Nuestra forma de organización debe ser la que nos permitió que la CUES gane las calles y tome los colegios. Un estatuto provisorio en base a la propuesta de la Zonal Oeste y del FEL.

Para terminar, queremos plantear nuestra posición sobre la cuestión del Estatuto de la CUES. La discusión sobre este tema fue impulsada fundamentalmente por Sudestada-Libres del Sur-Proyecto Sur-Pino Solanas y Lobo Suelto-La Mella-Juventud Rebelde “20 de Diciembre”. En boca de estas corrientes, el Estatuto fue planteado en oposición al desarrollo de la lucha, como una excusa para bloquear la discusión sobre el plan de lucha de la CUES a principio de año a partir de interminables debates sobre “ventajas y desventajas de cada forma de organización”. Sin embargo, para pensar “hay que pensar sobre algo” y para organizarse “hay que organizarse para luchar”. Fue por eso que los secundarios no esperaron a que algún iluminado les baje un estatuto sobre “cómo organizase” ni a que todo el mundo se ponga de acuerdo sino que la lucha de los estudiantes se desarrolló de forma impetuosa, creativa, rebelde y original sumando nuevos métodos al arsenal del movimiento secundario. La ocupación del Ministerio de Educación fue un claro ejemplo de esto. Hace un par de años era una locura, hoy una realidad. A esto se refería un revolucionario marxista latinoamericano cuando decía “Ni calco ni copia, creación heroica”.

La organización se construye mediante la lucha

Y para un luchador, compañeras y compañeros, las verdades se confirman o se refutan en la lucha. Por eso, no era cierto que PRIMERO hay que organizarse y DESPUES hay que salir a luchar. NO, la ORGANIZACIÓN se construye MEDIANTE la LUCHA y la lucha impulsa la organización. Por eso los estudiantes no esperamos a que “se apruebe un estatuto” sino que cada uno desde su lugar, con sus propios métodos, peleó por las reivindicaciones de todos los colegios e intervino en la crisis política de la Capital planteando ¡Fuera Macri! Es decir que, al calor de la lucha, la CUES efectivamente coordinó y coordina; básicamente, al calor de la lucha la CUES ya se viene organizando y ya ha podido re-encontrar los métodos apropiados para hacerlo. Parece algo obvio, pero las formas de organización de algo tan dinámico como el movimiento secundario deben ser necesariamente dinámicas para satisfacer las necesidades del movimiento. En definitiva: los puntos que debe tener un Estatuto, no nacerán de un repollo ni de fórmulas mágicas, sino que deben ser fruto de la propia experiencia del movimiento en estos últimos meses.

Por eso, desde el FEL, estamos de acuerdo con la propuesta de Estatuto realizada por la Zonal Oeste. La propuesta, según tenemos entendido, es más o menos la siguiente: “a) que cada colegio elija, en base al método que cada uno considere correcto, 2 compañeros como representantes en la CUES b) que en caso de que se necesite resolver algo en el mismo momento y se tenga que someter a votación de los representantes, cada colegio tenga 1 voto c) Que la CUES impulse la creación de nuevos Centros de Estudiantes y zonales.”

Desde el FEL apoyamos esta propuesta porque incorpora las pautas que de hecho ya estuvimos usando para organizarnos. En este sentido, es que desde el FEL proponemos que se agregue al primer punto que “los representantes son revocables en cualquier momento del año, en base al método que cada colegio considere correcto” y sumar un cuarto y quinto punto: “d) Forma parte de la CUES (tiene derecho a 2 representantes y 1 voto en igualdad de condiciones) cualquier Centro de Estudiantes, Cuerpo de Delegados, asamblea o comisión pro-centro que, más allá de su grado de organización, pida su incorporación a la CUES y sea reconocido por la mayoría de los colegios como parte del movimiento de lucha de los secundarios. e) La CUES (y las zonales, Centro de Estudiantes, Cuerpos de Delegados, asambleas o comisiones pro-centro que la integran) son independientes frente a los directivos, el Estado y todos los gobiernos de turno.

Un estatuto provisorio para un Estudiantazo que eche a Macri

Consideramos que este es el estatuto que hoy necesita la CUES y que expresa el común denominador del movimiento secundario. Como todo el mundo sabe, desde el FEL defendemos el mecanismo del mandato único que incorpore todas las propuestas porque entendemos que es el debate democrático curso por curso y colegio por colegio el que debe definir las resoluciones de la CUES y que no hay ninguna posición política o propuesta que “la gente no entienda” o “no esté lista” para escucharla y fijar posición. Nosotros, las compañeras y los compañeros del FEL, no subestimamos al movimiento secundario y siempre apostamos a desarrollar el debate a fondo y sin restricciones.

Sin embargo, también consideramos que ahora es un momento para salir a luchar y, por lo tanto, proponemos que quede para el 16 de Septiembre el debate sobre los mecanismos de votación para concentrarnos en el debate sobre un plan de lucha unificado.

Este tipo de propuesta unitaria no niega la importancia estratégica de la discusión sobre si la CUES puede o no filtrar el debate entre los distintos centros de estudiantes y corrientes políticas que forman parte del movimiento secundario sino que busca poner el acento en lo que estamos de acuerdo para poner el eje donde tiene que estar: hacer un Estudiantazo junto a los trabajadores para echar a Macri. Por eso llamamos a todas las corrientes, sin excepción, a que aprobemos un estatuto provisorio que exprese las conclusiones de los últimos meses de lucha y que, en la medida de lo posible, estemos todos de acuerdo. La organización no debe ser un pantano de debates interminables sino una palanca al servicio de la lucha.

¡Vamos por un nuevo Estudiantazo junto a los trabajadores para echar a Macri!

FEL – Frente de Estudiantes en Lucha
fel-secundarios.blogspot.com / fel.secundarios@gmail.com

TPR – Tendencia Piquetera Revolucionaria
tpr-internet.blogspot.com / correotpr@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario