"Explicar a los oprimidos la verdad sobre la situación es abrirles el camino de la revolución" León Trotsky

Nueva Pagina Web

Nos mudamos a una nueva y mejor pagina
te esperamos en el fel

Haz click aquí o en la imagen para ir



¡Recibí las noticias del FEL en tu correo!

jueves, 23 de octubre de 2014

[UBA] A ECONÓMICAS LA DIRIGEN DELINCUENTES

La Franja, Giusti y los K, desvían millones de pesos de fondos públicos usando a la facultad como pantalla

A ECONÓMICAS LA DIRIGEN DELINCUENTES

Impulsemos una comisión investigadora independiente de estudiantes, docentes, la FUBA y la AGD para determinar las responsabilidades sobre el desvío de fondos

Recientemente salió a la luz que en el Ministerio de Industria de la Nación, funcionarios que deciden sobre el pago de subsidios para la fabricación de bienes de capital, son al mismo tiempo los propietarios de las empresas que los fabrican. O sea que se incurre en una incompatibilidad de funciones. Esta operatoria se realiza mediante la “auditoría” de ¡nuestra facultad!, dando el visto bueno a esta movida delincuencial. Esto no es algo menor. Están implicados funcionarios K, la Franja Morada/Nuevo Espacio y ¡hasta el propio decano Giusti!: “las incompatibilidades y los vínculos con la UBA aparecen cuando se cotejan los ejecutivos de algunas compañías [que reciben los subsidios]. Un ejemplo: según los registros oficiales que obtuvo LA NACION, Sergio Gastón Ricardo [asesor de Marco Ricardo, responsable de la Subsecretaría de Coordinación, área que aprueba la entrega de subsidios] tiene el 65% de la inmobiliaria Inmu-Ideas, con domicilio también en Montevideo 711. Su socio, con el 35% de las acciones, es Emiliano Yacobitti [histórico dirigente de la Franja Morada/Nuevo Espacio]. Y José Luis Giusti, decano de la Facultad de Ciencias Económica de la UBA, integró durante tres años el directorio de esta empresa” (La Nación, 8/10).

EL QUE CALLA, OTORGA

Frente a tamaña denuncia, los funcionarios de la facultad respondieron con un silencio atronador, que los pone aún más en evidencia. Por su parte, la ministra de Industria Débora Giorgi salió a responder que no había nexos entre los funcionarios de Industria y las empresas que reciben subsidios. Pero uno de los empleados que Giorgi incluso reconoció, Ricardo, “tiene oficinas en el mismo domicilio que varias empresas que están a nombre de su hermano, Sergio Ricardo, dueño de fabricantes de bienes de capital que cobraron reintegros, como Intertec” (ibídem). 

MACRISTAS, KIRCHNERISTAS Y UNEN: SON TODOS CORRUPTOS

Esto demuestra, en primer lugar, la complicidad entre los partidos políticos patronales. El director de Compras y Contrataciones de la Subsecretaría de Coordinación es José Luis Arce. “Arce es contador y se presenta en Linkedin con dos cargos relevantes que lo convierten en uno de los pocos kirchnermacristas del país: es director de Compras y Contrataciones del Ministerio de Industria y, al mismo tiempo, consultor de Recursos Humanos del gobierno de la ciudad de Buenos Aires.” (Idem). Si sumamos que Giusti fue candidato a legislador por el PRO, y Yacobitti participó en el armado de las listas de UNEN poniéndolo a Nosiglia (dirigente radical y de la Franja Morada) como candidato, queda claro que hay un entongue entre todos los partidos patronales. La denuncia de Carrió a Giorgi (Ministra de Industria) por este escándalo juega la función de encubrir que la propia Carrió es cómplice de los corruptos por llevarlos en sus listas. 

CONFIRMADO: LA DERECHA ES GOLPISTA Y EL KIRCHNERISMO ENCUBRIDOR

Este escándalo revela, a su vez, la naturaleza de la política de los partidos patronales en relación al caso Boudou. Queda claro el carácter corrupto de la derecha que reclama la renuncia de Boudou en nombre de la lucha contra la corrupción, y por lo tanto que el pedido de renuncia no formaba parte de una “lucha anti-corrupción” sino de una política golpista para condicionar al gobierno de Cristina para que aplique a fondo el programa de la derecha o se vaya. Esto aplica también al propio Sergio Massa, que se rasgó las vestiduras por Boudou pero se ha callado ante este escándalo. Queda claro, a su vez, el carácter corrupto del gobierno, que encubrió a Boudou porque busca preservar un aparato corrompido hasta los tuétanos en todos los niveles de gobierno. Este escándalo plantea, en función de esto, la posibilidad de intervenir para romper esa polarización instalada entre golpistas y encubridores en relación al caso Boudou mediante una lucha política propia de estudiantes y trabajadores. 

PONGAMOS EN PIE LA COMISIÓN INVESTIGADORA INDEPENDIENTE

Frente a este escándalo, desde el Frente de Estudiantes en Lucha (FEL), apoyamos la iniciativa de la mayoría estudiantil (UJS-PO) en el Consejo Superior de la UBA, proponiendo que se cree una comisión investigadora con representación de los gremios de estudiantes y docentes. Frente a tan gigante fraude, usando a nuestra facultad como pantalla, la izquierda no puede quedarse callada: es necesario que el MxE, la FUBA y la AGD tomen esta campaña en sus manos.

23 de octubre de 2014

FEL
FRENTE DE ESTUDIANTES EN LUCHA
Facebook: Fel Uba // Twitter: @Fel_UBA // Tel: (011) 154 087 5631

No hay comentarios:

Publicar un comentario